lunes, 26 de noviembre de 2007

¿Desastres naturales o negligencia política?


Que un frente frío supere los planes de seguridad en las plataformas de Petróleos Mexicanos (Pemex), que el 80 por ciento de Tabasco está bajo el agua por el desbordamiento de los ríos Carrizal, Mezcalapa y Grijalba, que todos los días nos topemos con desastres de diverso grado no sólo refleja que algunos de los impactos del cambio climático ya están aquí, sino que carecemos de una política de respuesta adecuada y de una política de prevención y mitigación por parte del gobierno federal, denunció la organización ambientalista Greenpeace México.


“Está muy bien que el presidente Felipe Calderón se tome la foto llenando costales de arena. Pero eso no es una solución real. Necesitamos que los costales, metafóricamente hablando, estén ahí antes, no después. Es decir, necesitamos programas de mitigación y adaptación para las zonas vulnerables al cambio climático, como Tabasco. Ya sabemos que son vulnerables, ya tenemos dolorosas experiencias en el pasado cercano de lo que ocurre con los fenómenos meteorológicos potenciados por el cambio climático, ¿qué esperan para tomar medidas de prevención?”, cuestionó Jorge Escandón, coordinador de la campaña de clima de Greenpeace.


Cabe señalar que desde 1997 la Primera Comunicación Nacional ante la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático advirtió que el complejo deltáico tabasqueño es altamente vulnerable, debido a que las costas del Golfo y del mar Caribe son bajas y arenosas, es decir, que tienen una alta posibilidad de anegación .

y sigue en comentarios...

2 comentarios:

Geo Juvenil Jalisco dijo...

En un contexto de cambio climático, mitigar significa disminuir emisiones de gases de efecto invernadero, y adaptar significa que, considerando el incremento de fenómenos climáticos extremos, se tomen medidas para disminuir el peligro al cual está expuesta la gente. Es decir, el gobierno mexicano tendría que estar previniendo más que reaccionando ante este tipo de eventos.

“De acuerdo con la Organización Metereológica Mundial ‘la prevención tiene un costo seis veces menor al de la respuesta a una emergencia’, este dato está reconocido dentro de la Estrategia Nacional de Cambio Climático (ENCC). Ahora falta que lo apliquen”, dijo Escandón.

En México hay cerca de 23 millones de personas en situaciones de vulnerabilidad, es decir, casi una cuarta parte de la población del país. Cabe agregar que tanto los factores de exposición como los de vulnerabilidad frente a eventos hidrometereológicos extremos han aumentado: aumentó el número de depresiones tropicales en el Caribe y el Golfo de México y se intensificó la fuerza de los huracanes. De hecho, el propio secretario de Medio Ambiente, Juan Elvira, ha admitido que estos fenómenos están vinculados con el cambio climático.

“Coincidimos en que estamos frente a fenómenos y a impactos acentuados por el cambio climático. La pregunta es: ¿cuándo harán algo para resolverlo? ¿Si ya se sabe de la vulnerabilidad en el Golfo de México, por qué no se toman medidas antes, no después?”, dijo Escandón.

Greenpeace exige al Sistema Nacional de Protección Civil y a la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático que:

*

Se reubique a las comunidades más vulnerables ante fenómenos climáticos; es decir, un verdadero ordenamiento territorial;
*

Se enfaticen políticas preventivas en los 263 municipios costeros del país;
*

Los Programas Estatales de Desarrollo incluyan estrategias de prevención ante el creciente riesgo ante sequías y huracanes;
*

La planeación incorpore el ordenamiento y conservación de acuíferos para proporcionar agua en caso de emergencia;
*

Se restauren cuerpos de agua que permitan mantener la capacidad de almacenamiento ante lluvias extremas y extraordinarias;
*

Se incorpore el ordenamiento y conservación de acuíferos para proporcionar agua en caso de emergencia;
*

El Sistema Urbano Nacional amplíe la cobertura de alertas;
*

Los municipios contemplen el ordenamiento ecológico del territorio al planear asentamientos humanos y que se incorporen planes de manejo de los recursos naturales con énfasis en energías renovables.

Nota completa en http://www.jornada.unam.mx/2007/11/26/eco-e.html
Escrito por :Cecilia Navarro
Correo electrónico: cecilia.navarro@mx.greeenpeace.org
Página electrónica: www.greenpeace.org.mx.

arturo palero dijo...

y esto sin considerar las obras hidraulicas de los rios..